ANTECEDENTES SOBRE CALENTAMIENTO GLOBAL

 

 

Artículos: Calentamiento global, Otros Artículos

Las fuentes energéticas y los combustibles

11 de diciembre de 2004,
América latina, víctima y victimaria del calentamiento global

BUENOS AIRES (AP) - Aunque es responsable de apenas el 4,3% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, Latinoamérica es una de las regiones más afectadas por los bruscos cambios climáticos producidos por el calentamiento de la atmósfera.Inundaciones de tierras fértiles, sequías en zonas históricamente húmedas como las pampas y cambios en el régimen pluvial que influyen negativamente en la generación de energía hidroeléctrica son los mayores problemas que enfrenta la región, explicó el sábado Fernando Tudela Abad, viceministro de Medio Ambiente de México.

En marzo, la tormenta ciclónica "Catarina" asoló el sur de Brasil causando la muerte de 11 personas. Los expertos coinciden en que este fue el primer huracán que se haya registrado en América del Sur y el anticipo de lo que le deparará a la región si el calentamiento global no es combatido. "La región es muy vulnerable a los fenómenos meteorológicos extremos. Latinoamérica está sufriendo mucho. En 1997, por ejemplo, 'El Niño' le costó a la región 15.500 millones de dólares", dijo Tudela Abad en representación de varios países de la región al presentar un informe preliminar sobre en la décima Conferencia Mundial sobre Cambio Climático (COP10) que se realiza en Buenos Aires.

América Latina y el Caribe --que representan el 9% de la población mundial-- emiten el 4,3% del total de los gases de efecto invernadero, en su mayor parte dióxido de carbono resultante de la quema de combustibles fósiles. Esta emisión, equivalente a 2,6 toneladas per cápita al año --por debajo del promedio mundial de 4 toneladas per cápita-- es encabezada por la nación petrolífera Trinidad y Tobago. Haití, por su parte, es el país con menor nivel de emisión de la región. Según indicó el viceministro mexicano, el transporte es el mayor emisor de gases con el 38%. En tanto, la emisión producida por la generación de energía alcanza el 21%.

En los últimos años, sin embargo, la región ha impulsado la producción de electricidad a través de fuentes renovables --como la energía eólica y geotérmica-- y la energía hidroeléctrica. Esta última es, sin dudas, la que más sufrirá el impacto del calentamiento global si se modifican los cursos de agua. "Imaginen el efecto en la energía hidroeléctrica. Los hemos visto ya en Brasil", dijo Tudela Abad en referencia a los cortes de electricidad que debió aplicar Luiz Inacio Lula Da Silva en sus primeros meses de gobierno por una crisis de abastecimiento.

Las intensas lluvias, el aumento de la temperatura, el ascenso en el nivel del mar y los inusuales fenómenos meteorológicos como "Catarina" también han incidido en la proliferación de contagios de malaria y fiebre del dengue. La buena noticia es que 27 países de Latinoamérica han ratificado el protocolo de Kyoto y 20 establecido organismos oficiales dedicados a la regulación de la emisión de gases, el desarrollo limpio y el manejo de residuos. La mala es que las crisis económicas y políticas que cíclicamente sacuden a las naciones de la región impidan el desarrollo de una acción efectiva para combatir el calentamiento global.


En el día de clausura de la X Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 10), que se realizó en Buenos Aires, las negociaciones estuvieron estancadas hasta último momento. Las principales diferencias se dieron entre la Unión Europea y Estados Unidos respecto a la reducción de gases contaminantes. Los desacuerdos giraron en torno a la persistente negativa de Estados Unidos a ratificar el Protocolo de Kyoto, que entra en vigencia el próximo febrero y obliga a los países desarrollados a reducir las emisiones de gases que provocan el calentamiento global.

Lo importante acá es el marco, es la convención, que ha sido ratificada por Estados Unidos, un claro y predominante jugador en este proceso
Atilio Savino, secretario argentino de Medio Ambiente.
Frente al hecho de que el país que más gases nocivos emite no ratifique el protocolo, muchos ambientalistas se mostraban pesimistas ante los resultados de la COP 10. Sin embargo, el Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable argentino, Atilio Savino, dijo a la BBC: "Lo importante acá es el marco, es la convención, que ha sido ratificada por Estados Unidos, un claro y predominante jugador en este proceso." "El protocolo es un instrumento; es algo que creó la negociación internacional en un determinado momento para llegar a un acuerdo significativo. Más allá de que uno preferiría que todo el mundo estuviera adentro y ratifique, la realidad es la realidad", añadió.

Otro tema de debate fue qué ocurrirá una vez que expire el Protocolo de Kyoto, en 2012. La delegación argentina propuso realizar el año que viene uno o varios "seminarios" - encuentros informales - para debatir los pasos que se seguirán. El problema es que Estados Unidos y Arabia Saudita están bloqueando un consenso sobre el futuro, sobre las reducciones que son necesarias después de 2012
Úrsula Fuentes, delegada alemana .
Pero aquí, nuevamente, hubo disidencias entre la Unión Europea y Estados Unidos sobre los temas que se tratarían en esos seminarios y su urgencia. Un punto polémico fue la pretensión de Arabia Saudita de que le compensen las pérdidas económicas que le provocaría la reducción del uso del petróleo. Úrsula Fuentes, integrante de la delegación alemana, explicó a la BBC que "el problema es que Estados Unidos y Arabia Saudita están bloqueando un consenso sobre el futuro, sobre las reducciones que son necesarias después de 2012." Estas negociaciones marcaron la última jornada de la COP10, una convención donde, por lo visto, entran en grandes contradicciones los intereses económicos y la preocupación por el medio ambiente.

COP 10: ambientalistas decepcionados
La conferencia anual de las Naciones Unidas sobre cambio climático que se celebró en Buenos Aires terminó este sábado con la acusación de que Estados Unidos intenta obstruir las acciones a largo plazo para detener el calentamiento global. Grupos defensores del medio ambiente dijeron sentirse decepcionados con la X Convención sobre Cambio Climático, que finalizó un día después de lo programado debido a que los delegados no llegaban a coincidir en los términos de la resolución final. La organización Greenpeace International describió los resultados de la conferencia como desalentadores. Por su parte, el Fondo Mundial por la Naturaleza afirmó que EE.UU. ha utilizado todos los mecanismos posibles para impedir el progreso, lo que fue negado por los estadounidenses.

En la madrugada del sábado los principales negociadores lograron un borrador en el que se comprometieron a celebrar una ronda de reuniones informales en mayo próximo para discutir la forma en que se deberá enfrentar el problema del cambio climático cuando expire el protocolo de Kyoto en 2012.La Unión Europea deseaba que la conferencia acordara celebrar una serie de reuniones para convenir nuevas restricciones a la emisión de gases que provocan el efecto de invernadero. Pero dicha propuesta fue bloqueada por los Estados Unidos, que ha rechazado firmar el protocolo de Kyoto. Incluso el borrador final estuvo a punto de ser bloqueado por un grupo de países, liderados por India, que quería que las reuniones comprometidas para mayo incluyeran una garantía por escrito de que no llevarían a una imposición de restricciones de emisión para los países en desarrollo.

Estados Unidos es el mayor contaminador mundial, pero sostiene que las restricciones que fueron acordadas en la cumbre de Kyoto en 1997 para reducir el calentamiento global provocarían un severo daño a su economía. Washington pretende concentrar la discusión en el desarrollo de tecnologías más limpias en vez de establecer límites a las emisiones. El compromiso de fijar una agenda para discutir el problema a largo plazo parece indicar que también ellos han hecho concesiones. Aunque parezca poco, el acuerdo para volver a reunirse fue alcanzado trabajosamente y a última hora después de dos semanas de sesiones, poniendo claramente de manifiesto la tensión entre los intereses económicos y la preocupación por el medio ambiente.

Lucha contra el calentamiento global

Un grupo de conservacionistas y defensores del medio ambiente iniciaron una campaña para obligar a los países a tomar medidas para frenar el calentamiento global de la tierra. El grupo afirma que los países tienen la obligación de proteger aquellos lugares del mundo declarados patrimonio natural por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO.

La UNESCO, con sede en París, obliga a todos sus miembros a proteger esos lugares entre los que están las Islas Galápagos en Ecuador y el Gran Cañon en Estados Unidos. El grupo afirma hay áreas del planeta que están siendo afectadas por el calentamiento global de la tierra, como el Parque Nacional Huascarán en Perú, el Parque Nacional Sagarmatha en Nepal y el gran arrecife de Belice. Planeta irremplazable "Lo que queremos decirle al comité es que el cambio climático está afectando a zonas del planeta que son invaluables e irremplazables", dijo Peter Roderick, director de la organización Climate JusticeInformes detallados sobre cada una de las zonas amenazadas serán presentados ante la UNESCO esta semana. Si el organismo está de acuerdo con lo que dicen los documentos, puede pedirle a los países miembros que tomen medidas para limitar la emisión de gases que producen el efecto invernadero. Además el grupo le pedirá a la UNESCO incluir a esos tres parques en la lista de sitios amenzados. Aunque la iniciativa es más que nada simbólica, el grupo Climate Justice señala que sí la política no puede frenar la destrucción del medio ambiente, se tienen que buscar otras formas de enfrentar el problema. Además de una lista de zonas consideradas patrimonio natural, la UNESCO tiene otra en que destaca aquellas áreas en peligro. El Parque Nacional Sangay en Ecuador y la Reserva Río Plátano en Honduras son algunos de los lugares contempladas en esa lista.

Muchas especies se esfuerzan para ajustarse al calentamiento global.


Nov 8,WASHINGTON -Las especies salvajes en Norteamérica, desde la mariposa hasta el zorro, están esforzándose para adaptarse al calentamiento global del Paneta Tierra cuya temperatura se eleva y podrían no sobrevivir, de acuerdo a un estudio revelado el lunes.
Los gases de escape emitidos por los vehículos, fábricas y otras actividades del hombre han provocado que la temperatura de la Tierra se elevara 1 grado Farenheidt en el pasado siglo, según se informó. Para adaptarse, las especies norteamericanas como la mariposa Checkerspot de Edith, el zorro rojo, el Gayo mejicano se están traslando a climas más fríos, hacia el norte, que se ajustan mejor a su hábitos, para lo cual se realizaron 40 estudios científicos.
Con temperaturas globales que se espera que se eleven 2.5 a 10.4 grados F.para el 2100, el calentamiento global futuro parece que va a exceder la habilidad de muchas especies para migrar o adaptarse. La mariposa mencionada, desapareció de muchas zonas como Méjico, volando hacia zonas más frías, como Canadá. El zorro rojo, también se ha movilizado hacia el norte, integrándose a las poblaciones Articas de zorros, pobladas por muchos pájaros, mamíferos, invertebrados y plantas. Estas respuestas pueden alterar la competencia y las relaciones predadoras y tener otras consecuencias inesperadas. Las estaciones en que las plantas crecen, se alargan y esto también tendrá su impacto sobre la habilidad de la Tierra para mantener el equilibrio del anhídrido carbónico. la tundra en Alaska, emite más dióxido de carbono del que absorbe ya que la temperatura se ha elevado de 4 a 7 grados F. en los últimos 50 años.
Se necesita expandir las reservas naturales y mejorar los esfuerzos de conservación del habitat para poder brindar a las diferentes especies, una mayor flexibilidad que les permitan ajustarse a las condiciones cambiantes

Científicos británicos creen que el deshielo del Ártico se acerca cada vez más al punto de no retorno

LONDRES.- La pérdida masiva por fusión del hielo ártico los últimos veranos puede convertir en irreversible el calentamiento del planeta, lo que causaría una subida dramática del nivel de los mares, advierten científicos británicos citados por la prensa local.
El efecto invernadero está fundiendo el hielo ártico a un ritmo tal que la región polar absorbe cada vez más calor del planeta, lo que contribuye a aumentar ese mismo proceso en un círculo vicioso de consecuencias imprevisibles, alerta el diario 'The Independent'.
El mayor temor de los expertos es que el Artico esté a punto de alcanzar un punto de no retorno a partir del cual nada puede revertir la desaparición progresiva de esas masas de hielo y de los glaciares de Groenlandia.
Según científicos citados por el diario, gracias a los satélites que observan el Artico se ha podido descubrir que las masas de hielo de esa región del planeta están un 18,2% por debajo de sus niveles medios tradicionales, lo que constituye un récord.

El hielo del mar se funde en verano y se reconstituye en invierno, pero por primera vez el pasado invierno los científicos descubrieron que la recuperación fue muy insuficiente. En septiembre de 2002, la capa helada del Artico descendió a su nivel más bajo desde que se llevan ese tipo de registros, según las fuentes. La disminución de la masa de hielo normalmente va seguida, un año más tarde, por una recuperación hasta los niveles anteriores, algo que, sin embargo, no ocurrió en los veranos de 2003 y 2004, destacaron los expertos.

Este año, añadieron, es aún peor puesto que la superficie cubierta por el hielo ártico ha descendido a sus niveles más bajos en los meses de junio, julio y agosto, y se cree que lo mismo ocurre en septiembre.

El día 20 del mes en curso se hará un nuevo anuncio en ese sentido, y se cree que será igualmente negativo, advirtieron. "Serán cuatro meses de septiembre seguidos en los que hemos observado una tendencia a la baja. Nuestra impresión es que estamos llegando a un punto de no retorno", declaró a 'The Independent' el doctor Mark Serreze, uno de los científicos del Snow and Ice Data Centre, que recoge datos sobre los hielos árticos.

La extensión de la capa de hielo en septiembre es el indicador más fiable de su salud, señalan los científicos, según los cuales la fusión récord registrada significa que este año se ha fundido más hielo acumulado durante años sucesivos que en ningún otro período reciente. El hielo polar flota en la superficie del océano Artico y mares circundantes y normalmente cubre en septiembre un área aproximada de siete millones de kilómetros cuadrados, lo que equivale aproximadamente a la superficie de Australia.

En septiembre de 2002, la superficie helada era de sólo 5,2 millones de kilómetros cuadrados, añadieron los expertos. Según las proyecciones de los científicos, al ritmo actual, el Artico se quedará sin hielos en el año 2070, aunque algunos creen que ocurrirá antes, según el profesor Peter Wadhams, de la Universidad de Cambridge.

Modelos pueden subestimar los cambios de clima

Jenny Hogan, setiembre de 2004
El clima puede haber variado mucho más desenfrenadamente en el pasado que como lo sugieren las reconstrucciones de los anillos de los árboles y los centros de los témpanos, dicen los científicos climáticos que han estudiado 1000 años de datos por simulación.

Las conclusiones de Hans von Storch del Instituto de Investigación GKSS en Geesthacht, Alemania y colegas han provocado una acalorada disputa. Mientras algunos científicos advierten que sus resultados implican que los cambios climáticos en el futuro podrían ser más dramáticos que los pensados, los otros discuten que sus métodos no son los adecuados.

“Las cosas pueden parecer alarmantes,” dice Thomas Crowley, un profesor de ciencia de sistemas de la tierra en la Duke University en Carolina del norte, EEUU.

Las recronstrucciones del clima actual dependen de los registros de temperatura– retrocediendo sólo un siglo – relacionados a indicadores del clima tales como el crecimiento de los anillos de los árboles.

Utilizando estas conocidas relaciones, los científicos climáticos pueden extrapolar hacia atrás para convertir los datos ambientales o geológicos en temperaturas. Pero ahora el nuevo estudio sugiere que este método puede de hecho allanar investigaciones en el clima de siglos pasados.

Plagas de insectos

Para alcanzar su polémica conclusión, von Storch y sus colegas utilizaron un modelo sofisticado de computadora para simular el clima de la Tierra durante un milenio.

Ellos extrajeron registros de temperaturas en ubicaciones especiales y entonces agregaron “ información” a la señal para imitar la clase de datos que dicho científico puede reunir en pruebas de campo.

Por ejemplo, el espesor de los anillos de los árboles está relacionado a la temperatura, pero está afectado también por factores tales como los niveles de humedad, o pestes causadas por insectos, así que hay grandes errores en este registro.

Lo próximo que hará el equipo de von Storch es tratar de reconstruir, de estos datos, la temperatura en el hemisferio septentrional durante cada año durante 1000 años a través de la simulación por computadora. Ellos utilizaron un método estadístico que otros científicos, inclusive Michael Mann en la Universidad de Virginia en Charlottesville, Virginia, han empleado.

Luego ellos compararon sus temperaturas estimadas a las tomadas directamente del modelo. Aunque la variación anual y de la década surgiera en la reconstrucción, a veces “sólo se recupera el 20% de la variabilidad de 100 años”. De hecho, reconstruyendo las temperaturas que utilizan los datos , no aparecieron las tendencias a largo plazo del clima.

Demasiado conservador
Si la variabilidad pasada del clima ha sido subestimada, entonces las predicciones de futuras fluctuaciones en la temperatura quizás podrían ser demasiado conservadoras, dicen los expertos.

“Uno de las conclusiones que establecimos es que la sensibilidad del clima quizás sea más alta, y por lo tanto el cambio futuro del clima será más grande,” dice Timothy Osborn, experto en la variabilidad del clima en la University of East Anglia en Norwich, Reino Unido.

Pero Mann dice que el estudio no es válido, porque en la simulación, el equipo usa cambios más grandes en el clima que los que la mayoría de los científicos piensan que sean razonables, por lo que es necesario ponerlos a prueba para que sean más rigurosos . “No me pidieron revisar el informe de von Storch, que considero lamentable,” dijo a New Scientist.

“El punto importante del estudio es que muestra que hay caminos objetivos para probar la metodología,” dice Crowley." Pero los argumentos sobre la validez de los resultados es probable que continúen", acota.

Journal reference: Science Express (online publication)
EL CAMBIO CLIMÁTICO GOLPEA A LA TIERRA :El peor enemigo del hombre

MADRID.- Pavorosas sequías en África -con sus correspondientes hambrunas-, inundaciones en Centroeuropa y Asia, huracanes en el Caribe, tifones en Asia... Cada vez son más los científicos que ven la mano del hombre detrás de todas estas catástrofes. El cambio climático causado por el calentamiento global del planeta puede tener buena parte de la culpa.
Katrina ha sido la pesadilla que desde hace años temían multitud de meteorólogos: un huracán de la más alta categoría que tocara tierra en una zona altamente poblada y con edificios construidos por debajo del nivel del mar. La revista National Geographic ya anunciaba hace más de un año que se podría producir una situación así en Nueva Orleans -frecuentemente azotada por huracanes-, pero nadie ha podido hacer nada por evitarlo. Y es que los propios científicos aseguran que incluso si la humanidad reaccionara enérgicamente ahora, el daño ya estaría hecho.Durante décadas, la actividad industrial de los países más desarrollados ha supuesto una constante emisión de gases a la atmósfera que provocan el calentamiento global del planeta, también conocido como 'efecto invernadero', sin que se haya hecho prácticamente nada por frenar su impacto. Sólo la entrada en vigor del protocolo de Kioto, que obliga a los países a reducir la emisión de estos gases contaminantes, puede mejorar algo la situación, aunque casi todos los expertos sostienen que mientras EEUU -que emite el 25% de los gases contaminantes del planeta- no lo ratifique, poco hay que hacer.Mientras tanto, España y buena parte de Europa llevan dos años sufriendo los veranos más calurosos que se recuerdan, y las olas de frío polar son cada vez más frecuentes en los países mediterráneos; la cima del Kilimanjaro y los glaciares de Pirineos, Alpes y el Himalaya se derriten; gigantescos fragmentos de hielo se desprenden de los polos; las aves cada vez migran menos que antes; aumenta el nivel del mar; suben las temperaturas medias de los océanos... y según los científicos, esto no ha hecho más que empezar.Científicos y ecologistas vienen alertando desde hace años de algunas de las consecuencias que podrá tener el cambio climático: más tormentas y fenómenos meteorológicos extremos, un aumento del nivel del mar de hasta 0,88 m en 2100, un aumento de 1,4 °C en la temperatura media de la Tierra, desaparición de los hielos en los polos... a lo que seguirán millones de personas sin acceso a agua potable, hambrunas, inundaciones, etc.A todo ello se suman los costes que tendrán las sucesivas catástrofes. Sólo el Katrina ha sido el huracán que mayores pérdidas ha supuesto para EEUU. Pero los costes derivados de estos problemas aumentan año a año. Según un estudio realizado por la Unión Europea, entre 1975 y 1984 se produjo a nivel mundial tan sólo una catástrofe natural de grandes dimensiones, con daños estimados en mil millones de dólares. Fue el huracán Alicia, que golpeó las costas del Golfo de México y de Estados Unidos en 1983. Durante la posterior década se produjeron 13 catástrofes y en la última, desde 1995, el número de incendios, tormentas e inundaciones ascendió a 35. Los expertos creen que sus costes podrán suponer los 200 billones de dólares estadounidenses hasta el 2050.

Europa produjo más dióxido de carbono
Las emisiones de dióxido de carbono que contribuyen al calentamiento global se incrementaron en la Unión Europea (UE) un 1,5% en 2003, según informó la Agencia Europea para el Medio Ambiente.

Italia, Finlandia y Gran Bretaña fueron los principales responsables de ese aumento. Los inviernos cada vez más fríos fueron los culpables de un uso mayor de combustibles fósiles en hogares y oficinas.

Los ecologistas creen que la UE no va a poder cumplir su promesa de recortar tales emisiones en un 8% en relación a los niveles registrados en 1990, meta que debe cumplirse en el 2012.

Un portavoz de "Amigos de la Tierra" calificó de "trágicas" las cifras dadas a conocer.

Ministros culpables

"La culpa la tienen principalmente los ministros de Economía e Industria, que constantemente bloquean cualquier intento de introducir metas obligatorias en relación al uso de fuentes de energía renovables y eficientes o nuevos patrones para la utilización de vehículos privados", dijo Jan Kowalzig.

Las emisiones de dióxido de carbono se han incrementado 3,4% desde 1990, de acuerdo a las cifras de la UE.

La Agencia Europea para el Medio Ambiente con sede en Dinamarca señaló que las emisiones de gases contaminantes en los 15 antiguos miembros de la UE llegaron a 53 millones de toneladas de dióxido de carbono en 2003 tras un descenso registrado en el año 2002.

De acuerdo a esas cifras, entre 2002 y 2003 Italia, Finlandia y Gran Bretaña registraron un incremento de emisiones en términos absolutos: 15 millones, 8 millones y 7 millones respectivamente.

Por ello, el comisionado para el Medio Ambiente de la UE, Stavros Dimas, hizo un llamado a los estados miembros con el fin de que cumplan con sus compromisos.

Nota de BBCMundo.com:
Crisis marina en la acidificación de los océanos

Rowan Hooper, 30 de junio de 2005
Los océanos se vuelven gradualmente una vasta “ bebida gaseosa”, transformación que podría ser catastrófica para la vida de océano. Los niveles del ácido carbónico - producto de la reacción del agua y el dióxido de carbono que se encuentra en el agua mineral con gas - aumentan en una tasa cien veces más rápida que el mundo haya visto jamás durante millones de años.

La causa es el nivel siempre en crecimiento del CO2 en la atmósfera. Y así como los ecosistemas marinos son devastados, los efectos de la acidificación creciente incluyen el daño a actividades económicas tales como el turismo y la pesca.

Estos son las conclusiones de la primera revisión del estado del conocimiento acerca de la acidificación de los océanos. El informe fue producido por un grupo internacional de científicos, comisionados por la Sociedad Real, academia nacional de la ciencia del Reino Unido.

Los océanos son naturalmente alcalinos pero, desde la revolución industrial, las superficies del mar han estado transformándose siempre en más ácidas. El informe dice que si las emisiones de CO2 continúan de acuerdo a las tasas actuales, por el 2100 el pH del mar caerá por lo tanto como 0,5 unidades de su nivel actual de pH 8,2. La escala del pH va desde 1 (ácido) hasta 14 (alcalino), con 7 como neutro. Y en el caso de los océanos, el cambio sería efectivamente irreversible.

“Tomará muchos miles de años para que los procesos naturales devuelvan a los océanos a su estado preindustrial,” dice John Raven, en la Universidad de Dundee, Reino Unido.


Descargando tiza
Raven y sus colegas miraron las posibles maneras de neutralizar la acidez creciente, tales como descargas de tiza - una sustancia sumamente alcalina - en el mar, pero todas sus ideas acarrearían problemas mayores. “La única manera de aminorar las consecuencias a largo plazo deberán ser el disminuir las emisiones de CO2,” dice.

Se espera que el peor golpe para la vida del mar incluyen organismos que producen carbonato de calcio, y éstos son más difíciles de formar en aguas ácidas. Esto significa que los corales, los crustáceos, los moluscos y cierta especie del plancton estarán en riesgo.

“No mataría a los pingüinos, orcas y otros animales grandes directamente, pero afectaría la cadena alimenticia la cual potencialmente tiene sus efectos en los animales más grandes,” explica Raven.

Las barreras coralinas encaran un ataque en tres aspectos, dice el informe. Hay calentamiento global y contaminación costera, y ahora acidificación. Raven dice que podemos esperar ver la degradación de barreras coralinas en los trópicos.

Las flores gigamtes

Y no para allí. Hay un grupo importante del plancton fotosintético llamado cocolitofóridos que crece en estructuras de carbonato de calcio y forma “ flores” gigantescas en la primavera y el verano antes de hundirse en el fondo del océano.

Pero la acidificación creciente entorpecerá su habilidad de crecer, significando que ellas retiran menos carbono de la atmósfera. Esto tendrá como resultado en cambio, en más ácido carbónico formado en la superficie de los mares.

“El carbonato de calcio ayuda a los organismos para hundir y aumentar la bomba biológica,” dice Andrew Watson, un biólogo ambiental en la University of East Anglia, Reino Unido. El mar ha absorbido cerca de la mitad del CO2 producido por humanos en los últimos 200 años y recibe actualmente una tonelada adicional del gas cada año por cada persona en el planeta. Pero si el agua llega a ser demasiado ácida, la bomba no trabajará y la habilidad de los océanos para regular el CO2 caerá, dice.

“La mayoría de los científicos climáticos piensan que los objetivos de Kyoto en sí mismos son enteramente inadecuados,” agrega Watson. “Necesitamos un descenso agudo en las emisiones de CO2, disminuyendo a la mitad los niveles actuales.”

 

Más Locuras Energéticas
Editorial, N.York Times, 15 de marzo de 2005
Lo que este país necesita es una estrategia energética digna de los enormes problemas relacionados con la energía que encara: calentamiento global, que eleva los costos de la energía y su dependencia del petróleo de Oriente Medio, entre ellos. Abriendo la llanura costera del Refugio Nacional ártico de la Fauna ( Arctic National Wildlife Refuge) para taladrar en busca de petróleo y el gas no es tal estrategia. Mas aún, este es el camino mediane el cual la administración Bush se dirige cuesta abajo una vez más.

Frente al pedido de la administración, los republicanos en el Senado han incluído los rubros sobre las perforaciones en una resolución incluída el presupuesto, que se podría votar en esta semana. Desde que las resoluciones del presupuesto no se pueden cuestionar, los republicanos necesitan sólo una mayoría sencilla, 51 votos, para abrir un desierto en lo que ha sido hasta ahora zona prohibida para la explotación comercial desde la administración Carter.

Esa táctica no ha funcionado en el pasado. Los republicanos se acercaron en 1995, pasando un presupuesto con una provisión
sobre dichas perforaciones, pero el Presidente Clinton la vetó, precipitando una crisis del gobierno. Ellos piensan que tienen los votos nuevamente este año, y esta vez tienen a un presidente demasiado ansioso para firmarlo.

En semanas recientes, la administración ha montado un tribunal repleto de prensa. Gale Norton, secretaria interior, y Samuel Bodman, el nuevo secretario de energía, viajaron recientemente el refugio con los congresistas más nuevos, cuyo vota podría ser decisivo.

Además de los argumentos económicos familiares - que el refugio es última gran fuente sin explotar petróleo con fines de uso doméstico de América y es crucial a su espíritu competitivo - la Srta. Norton acentuó otra línea de pensamiento, que ella expuso ayer en un artículo Op-Ed en The Times. Es que la tecnología sobre las perforaciones ha avanzado hasta un punto tal, donde seremos capaces de extraer los mil millones de barriles del petróleo sin dañar la frágil ecología del refugio o abundante fauna.

Los ecologistas no están de acuerdo. Donde la Sra. Norton ve solo una tundra tranquila, ellos ven centenares de millas con tuberías, caminos y plataformas de perforaciones, que fragmentarían los habitats de la fauna y corromperían un desierto que, según sondeos recientes, la mayoría de los Americanos desea dejarlo en paz. Hemos expresado tales observaciones nosotros mismos. Pero la mayoría de lo que nos molesta acerca del Presidente está de fijación de Bush en la perforación es lo que dice acerca de la superficialidad de su política energética.

Los números cuentan toda la historia. La mejor estimación de The United States Geological Survey es que a pesar del registro de los elevados precios actuales - por encima de 50 dólares un barril - apenas menos de 7 mil millones de barriles podrían ser traídos provechosamente para la venta. Eso es menos que los 7,3 mil millones de barriles que este país ahora consume en un año. En una producción pico - cerca de un millón de barriles por día para el 2020 o 2025 - el refugio suministraría menos que el 4 por ciento que el país ha proyectado para sus necesidades diarias.

Cualquier otra cifra con modesta eficiencia podría lograr el mismo resultado sin amenazar el refugio. Simplemente cerrando el llamado el S.U.V - haciendo más livianos los camiones de transportes así como los coches que deberían ser tan simples como eficientes - ahorraría un millón de barriles por día. Aumentado los estándares crecientes en economía de combustible para coches cerca del 50 por ciento, llevándola a 40 millas por galón, una esperanza perfectamente razonable, ahorraría 2,5 millones de barriles por día. Y las comisiones bipartitas han ofrecido ideas aún mejores: créditos tributarios para ayudar a los fabricantes de automóviles para producir una entera generación nueva de coches más eficientes en el empleo de combustible, por ejemplo o combustibles biológicos programas agresivos para empleo de combustibles biológicos y eso procuraría reemplazar un cuarto de la gasolina que utilizamos para coches con substitutos de productos agrícolas.

Estos programas rendirían beneficios - menos dependencia de fuentes extranjeras, una disminución en gases de invernadero en la atmósfera - y duraarían mucho más tiempo, después que la última gota de petróleo se hubiera extraído del refugio.

El Sr. bush mencionó algunas de estas ideas en un discurso la semana pasada, pero sólo de paso. Su énfasis principal no estuvo en reducir la demanda, sino en el suministro creciente abriendo el refugio. Eso es sobre lo que esta administración ha insistido desde el informe sobre energía elevado por Dick Cheney en el 2001. Era el lugar equivocado en ese entonces, y es el lugar equivocado ahora.

Google